MADRE TIERRA

AIRE . AGUA . TIERRA . FUEGO

LA MESA-CUNDINAMARCA

El fuego es el gran transmutador. La Gran Hoguera del 7 de diciembre es el lugar propicio para ver como las cargas se evaporan junto a las chispas de la madera que se quema. Este ritual es un camino para liberar el alma de amarras invisibles, lo que nos permitirá empezar el nuevo año con una visión más amplia.

El Taita Fernando Lezama oficia una ceremonia en la que los ancestros bailan alrededor del fuego, convocando a los espíritus de la abundancia y la sanación. La fuerza da la selva se une al poder del fuego. Danzas sagradas y pagamentos a la hoguera magnifican la consciencia de aquellos que han abierto su corazón a esta Medicina milenaria.


La ceremonia empieza a las 9 de la noche, pero es mejor llegar antes para conectarse con la naturaleza y organizar el lugar en el que pasarán la noche. Recomendamos traer carpa y abrigo, pues venir preparado para pasar la noche puede hacer que la experiencia sea más confortable. También es recomendable traer una muda de ropa, agua, papel higiénico y alguna fruta para empezar el día.

 

 

 

 

 

 

 

El pagamento es parte esencial de esta ceremonia. Entregarle al fuego una ofrenda, agradeciendo por todo lo recibido y deseando para el mundo entero amor, abundancia y salud es sembrar una semilla que florecerá en nuestras vidas pocos meses después. Por eso, es bueno traer lentejas, arroz, flores, oro en polvo o incienso, entre otros. También es bueno hacer ofrendas enérgeticas. Párese frente al fuego y entregue buenos sentimientos, deseos bondadosos y promesas luminosas.

CEREMONIA DE LA ABUNDANCIA

Cuando se acerca el fin del año, un ciclo se cierra para dar lugar a otro que se abre. Antes de iniciar un nuevo viaje alrededor del sol, es importante soltar las cargas que el anterior nos puso en la espalda y entregárselas a lo Divino para que se conviertan en un puente hacia la renovación. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now