MADRE TIERRA

AIRE . AGUA . TIERRA . FUEGO

LA MESA-CUNDINAMARCA

“ (…) Nosotros hablamos con los espíritus de la selva en nuestra propia lengua, y cada vez que lo hacemos los vemos y los miramos en el viento que acaricia nuestros rostros, en el murmullo de cada hoja verde, en el movimiento de las alas de las mariposas sobre el color extraordinario de los pétalos de las flores; los escuchamos en los cantos de los pájaros, en los gritos de los micos aulladores, en el ruido intermitente de los grillos e insectos del verano; los sentimos en lo más profundo de nuestro ser porque su respiración sale del vientre de la selva, los sentimos en cada rayo de sol que hace brotar los frutos de la selva, los sentimos a través de los sagrados rayos de la luna y en el misterioso nacimiento de los peces; los podemos ver en el misterioso cambio del plumaje de los loros… Y toda esa energía y vitalidad visible a nuestro corazón, a nuestro espíritu, es nuestra verdadera religión. Nuestra creencia y nuestra fe existen desde hace millones de años, porque es la misma naturaleza, con el sol, con el agua, el fuego, la tierra y el aire. (…) “

 

De El espíritu de la selva

Jikiti Buinaima

"Te he dado de mi brebaje porque en mis visiones he visto quién eres, hijo. Eres un gran árbol de raíces profundas. Eres un árbol medicinal. Tu aceite cura las heridas de la carne, pero también las lesiones interiores de nuestro espíritu, tu aceite es el bálsamo espiritual que fortifica nuestro estado de contemplación. Has decidido sufrir una mutación diferente a la de tu abuelo jaguar. Creo que has elegido bien. Por eso hablas y conversas con tus hermanos árboles y danzas alrededor de ellos. No somos inmortales, es la vida la que no muere jamás. Somos unas hormiguitas dentro del gran conjunto de la vida. Somos una parte de este inmenso organismo viviente que se debate ante nuestros ojos, pero que no logramos ver. Los indígenas hemos hecho grandes descubrimientos a través del corazón de la selva. Y es gracias a este mundo de silencio y sagrada soledad que nos hemos convertido en seres con una poderosa fuente de espiritualidad. Nuestro mundo es más espiritual que material. Alrededor nuestro sentimos que no estamos solos, porque hay otros habitantes invisibles que comparten nuestro espacio. Nuestra marcha es hacia la renovación de la vida. Buscamos la armoniosa convivencia con los organismos diminutos y con aquellos de un tamaño inconmensurable. Todo ese mundo inconmensurable donde palpita el principio de la vida, esa cuna virgen en la cual nosotros hemos nacido produce un ciclo vital poderoso. Por esto, nuestra selva es sagrada: ella permite que todos podamos vivir y respirar."

 

De “El espíritu de la selva”

Jikiti Buinaima

La maloca es el útero y su estructura corresponde al Cosmos. La base la construcción la forman los tres jaguares rojos, que son los protectores de la vivienda. En el centro está el sacerdote del Sol. En cada puerta, el Taita pone una red de pesca imaginaria para atrapar las enfermedades que quieran entrar a la maloca. Alrededor se siembran algunos árboles, que sirven de puesto de observación a unas grandes aves de cabeza blanca que se alimentan de las enfermedades o espíritus malos que caen en la red, para luego botarlas a la Vía Láctea. Rodeando la maloca, el Taita imagina una gran cerca como la aureola del sol para que ninguna influencia maligna o animal nocivo pueda penetrar en ella. El interior de la maloca es un espacio sacral y su sombra protectora da refugio y atrae la buena vida. El fuego es un símbolo cósmico de energía, es una parte del Padre Sol. En la fogata, que arde en el centro, las llamas amarillas representan la fertilidad del sol y las rojas la fecundidad de la naturaleza. Por eso, su presencia de lugar a la vida y la transformación.

 

Basado en el libro “Desana, 

simbolismo de los indios Tukano del Vaupés”

de Gerardo Reichel-Dolmatoff

PENSAR BONITO

La palabra es una semilla que, al cuidarse bien, se convierte en un árbol generoso, lleno de flores y de frutos

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now